Trasplante de médula

La médula es la parte esponjosa que se encuentra dentro de los huesos y es la encargada de fabricar todas las células del cuerpo.

 Glóbulos rojos: Son las células que llevan oxígeno a todo el cuerpo.

Plaquetas: Estas son las células que tienen como función que dejemos de sangrar cuando nos cortamos.

Leucocitos: También se llaman glóbulos blancos y defienden al cuerpo de las infecciones.

¿Por qué se hace un trasplante de médula?

 La médula ósea puede verse afectada por los tratamientos y es necesario reemplazarla.

 ¿Cómo se hace un trasplante de médula?  Se extrae el líquido de la médula para cambiarlo por otro, ya sea del mismo niño (autólogo) o de otra persona compatible (alogénico), que puede ser un miembro de la familia.

 Para realizar un trasplante de médula ósea tu hijo primero recibirá un tratamiento de quimioterapia y, en ocasiones radiación, luego se le inyectará la médula del donante o su propia médula a través del catéter. Este procedimiento no le va a doler.

Cuando la médula nueva entra al cuerpo se mueve por el torrente sanguíneo y se instala para empezar a fabricar las células nuevas. Es un proceso lento, que requiere de muchos cuidados y de supervisión médica. Se debe resguardar al niño de infecciones, por eso el paciente estará en un cuarto especial al que pocas personas podrán entrar, para mantenerlo libre de gérmenes y enfermedades.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados