Cambios en la familia y la rutina

 

Cuando alguien en la familia está enfermo de cáncer, la rutina y los roles de todos en casa cambian o tienen que reajustarse.

 

Hay que acudir puntualmente a las visitas al médico y a los tratamientos. Algunos pacientes tienen que recibir su tratamiento lejos del lugar donde viven y eso hace que se divida la familia: uno de los padres irá con el niño al hospital y el otro tiene que hacerse cargo de la casa y de los demás hijos.  Si en la familia solo se cuenta con uno de los padres es muy importante buscar apoyo entre los familiares, vecinos o gente cercana y de confianza para cuidar a los niños que se quedan en el hogar. Hay que explicar a la familia el motivo de la ausencia.

 

Recuerda que todos estos cambios son sólo una etapa y será pasajera.

 

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados